Los mejores destinos para ver elefantes

Quizá es el elefante africano el que debería ser llamado el “rey de la selva”, después de todo es el animal terrestre más grande y pesado del planeta. Estos paquidermos pueden llegar a superar los tres metros de altura y un elefante adulto puede llevar a comer hasta 300 kilos de vegetación al día.

En la mayoría de parques nacionales y reservas de animales de África es posible contemplar al majestuoso elefante. Su gran tamaño posibilita ser visto desde largas distancias y sus firmes pasos hipnotizan a quienes lo contemplan. Sin embargo, existen destinos donde se concentra una mayor densidad de esta especie debido a las condiciones climatológicas o geográficas de la zona, haciéndolos ideales para un safari de elefantes.

El extenso territorio del famoso Parque Nacional Kruger de Sudáfrica cuenta con una de las mayores cantidades de elefantes y de especies animales del continente. Los “Cinco Grandes” son los protagonistas —búfalo, elefante, león, leopardo y rinoceronte—, pero también es posible disfrutar de más de setenta especies diferentes de antílopes, cocodrilos, hipopótamos y alrededor de quinientas especies aves. Los elefantes campan entre el Kruger y las diferentes reservas de animales de los alrededores, entre ellas Kapama. Esta reserva alberga el campamento Camp Jabulani, donde se ofrecen emocionantes encuentros con su manada residente de elefantes.

Otro recomendable destino para un safari de elefantes en Sudáfrica es el aclamado Parque Nacional de Elefantes Addo, en la provincia del Cabo Este, con el beneficio añadido de ser un área libre de malaria.

El delta del Okavango de Botsuana, famoso por su rica biodiversidad, es un espacio idóneo para encontrar elefantes. Estos animales se refrescan en las aguas del delta y es posible observarlos durante un paseo en bote, mokoro o crucero. Mientras que el Parque Nacional Chobe, también situado en Botsuana, es conocido como la “capital del elefante” y alberga la mayor concentración de estos paquidermos en toda África.

El Parque Nacional Hwange, con una superficie de más de 14 500 km2, es el parque más grande de Zimbabue. Situado al noroeste del país, junto al Parque Nacional Chobe de Botsuana, alberga otra de las poblaciones de elefantes más grandes del mundo. Además, cuenta con unas cien especies de mamíferos y cuatrocientas de aves. El lago Amboseli, dentro del Parque Nacional Amboseli de Kenia, es otro escenario perfecto para avistar elefantes, con unas hermosas vistas al monte Kilimanjaro (el pico más alto de África) a la distancia.

Todos estos parques nacionales y reservas de animales ofrecen a sus visitantes exclusivos y cómodos alojamientos, ideales para descansar antes de conocer a los elefantes durante los safaris guiados. La exclusividad y el trato personal está acompañado por unas instalaciones que conectan con el entorno: piscina exterior, zonas comunes para charlar junto al fuego, servicios de spa y masaje o, simplemente, un balcón privado para disfrutar del majestuoso manto de estrellas africano.

Planifica tu viaje a Safaris de elefantes

Consúltanos ahora y uno de nuestros asesores de viaje se podrá en contacto contigo en las próximas 24 horas.

Puntuaciones otorgadas por TripAdvisor