Prevención de la malaria


gallery

Evite la malaria durante su visita al Parque Kruger


No somos doctores, por lo que es importante que consulte con su médico sobre la prevención contra la malaria antes de viajar a una zona de riesgo. La siguiente información no pretende sustituir la que le proporcione su médico. El Parque Nacional Kruger está en una zona de malaria, pero si viene preparado debería ser capaz de evitar la infección. Los mosquitos y otros insectos son más activos en los meses de verano (noviembre a marzo) que en los fríos meses de invierno. Si le preocupa la malaria, hay numerosas opciones de safari en zonas libres de esta, como los Safaris de la Ruta de los jardines y la Reserva de animales Madikwe.

Primera regla: Evite las picaduras

La regla número uno para prevenir la malaria es que, si no sufre picaduras, no la contraerá. Por desgracia, la hembra del mosquito anopheles que transmite la malaria es un pequeño insecto que no hace ruido para avisarle de su presencia. Los mosquitos pueden picar a cualquier hora del día, aunque suelen ser más activos al amanecer y al anochecer. Utilice spray repelente y lleve camisas de manga larga y pantalones largos por la mañana y la tarde. Los mosquitos pueden atravesar los tejidos finos, por lo que es importante aplicar spray repelente de insectos tanto sobre la piel cubierta como sobre la piel descubierta.

La mayoría de los lodges disponen de ventanas y puertas con mosquitera, mallas antimosquitos, aire acondicionado, ventiladores y repelentes eléctricos. Aunque todas estas medidas contribuyen a prevenir las picaduras, no deben utilizarse por sí solas.

Segunda regla: Lleve pastillas contra la malaria si visita una zona de riesgo.

Hay que señalar que ningún profiláctico de la malaria es 100% efectivo, ya que los parásitos de la malaria se hacen resistentes a los diversos medicamentos. Es por tanto imprescindible que consulte a su médico o clínica de medicina tropical para que lo asesoren sobre el profiláctico más adecuado para usted. Los viajeros deben acordarse de tomar las pastillas regularmente y continuar con la dosis prescrita de pastillas incluso después de abandonar la zona con prevalencia de malaria.

Cloroquina, proguanil y maloprim: en ciertas zonas de África (norte de Sudáfrica), la malaria se ha vuelto resistente a la cloroquina. La popularidad de estos medicamentos ha disminuido y ya poca gente los toma.

Mefloquine (Larium): El Larium no tiene muy buena reputación desde hace muchos años. Es un profiláctico muy eficaz contra la malaria pero debe dispensarse con cuidado, ya que los pacientes con historial de desórdenes psiquiátricos pueden sufrir desagradables efectos secundarios.

Malarone: Este profiláctico prácticamente carece de efectos secundarios y, al tener que tomar una simple dosis al día, se ha convertido en una elección cada vez más popular entre los viajeros. Así mismo, el Malarone se comercializa ahora en Reino Unido en una fórmula pediátrica y es la primera pastilla contra la malaria diseñada especialmente para niños. También está homologado en EE.UU. y Dinamarca y su disponibilidad es cada vez mayor en Europa. La versión pediátrica es una dosis diaria masticable que debe iniciarse un solo día antes de que comience el viaje.

Este es el profiláctico que recomendamos, aunque le sugerimos que consulte con su médico si es adecuado para usted antes de viajar.

Doxycyclina: Se trata de un antibiótico y para mucha gente representa una alternativa perfectamente aceptable a las tradicionales pastillas antimalaria. No obstante, la doxicilina puede aumentar la sensibilidad al sol y están bien documentados los efectos de los antibióticos sobre las pastillas anticonceptivas. Atención: ¡los viajeros pueden regresar a casa con algo más que un bronceado!

Ajo, vitamina B, chile: Se trata de cuentos y definitivamente no deben utilizarse como prevención contra la malaria.

Tercera regla: ¡Vigile los síntomas y complete su tratamiento profiláctico!

Si al regresar o durante el resto del viaje experimenta síntomas similares a los de la gripe (nauseas y vómitos, escalofríos, fiebre, sudor, dolor de cabeza o dolor muscular), deberá hacerse una prueba de malaria por si acaso. La malaria responde bien al tratamiento temprano. No olvide completar su tratamiento profiláctico (incluso después de abandonar la zona con prevalencia de malaria).

Lo que nuestros clientes dicen de nosotros

Llámenos

Horas de oficina: Abierto Cerrado
08:30 - 17:00 (GMT+2)
Número gratuito:

0808 238 0044

888 2156 556

1 800 447164

1 800 947168

1 844 8517 090

800 900 341

800 101 3310

080 045 2877

800 018 4895

0800 182 3211

0800 562 964

0800 295 105

0800 919 394

0800 721 24

800 260 73

0800 848 229

1 844 2867 643

9009 476 83

0018 005 11710

0800 444 6880

018 0051 81669

0800 7618 612

800 827 648

Número local:

+27 21 469 2600