Cuándo viajar al Parque Nacional Kruger


gallery

El mejor momento para viajar al Parque Kruger


No hay una época mala para realizar un safari en el Parque Nacional Kruger. De hecho, resulta fascinante ver la sabana africana en las diferentes estaciones. La naturaleza es una dama caprichosa y la verdad es que uno nunca sabe qué va a ver. La experiencia cambia de un mes a otro. En los meses de verano, por ejemplo, hace mucho calor, lo que es ideal para quien desea escapar del invierno en el hemisferio norte y descansar junto a la piscina. Los paisajes se pintan de verde y son más espectaculares a causa de las lluvias, pero esto significa también que el follaje es más espeso, el agua más abundante y, por todo ello, es más difícil ver a los animales. La temperatura en los meses de invierno es ideal durante el día, aunque hace falta algo de ropa de abrigo por las noches y a primera hora de la mañana. El avistamiento de animales es más fácil y por la noche puede regalarse con una excelente botella de vino junto un crepitante fuego de leña. ¡Lo mejor será experimentar ambas estaciones!

Noviembre a diciembre


Los meses de verano son calurosos y húmedos, y pueden darse lluvias constantes o, más habitualmente, aguaceros y tormentas de truenos que en general se despejan antes de que los safaris se pongan en marcha. En esta época nacen numerosos animales, especialmente crías de impala, las cuales brindan un hermoso espectáculo pero también atraen a una gran cantidad de depredadores. Los mosquitos y otros insectos son más abundantes en esta época del año que en los meses de invierno.

Enero a marzo

Normalmente son meses más húmedos con días muy calurosos. Durante el verano hay gran cantidad de hermosas aves migratorias. Lo más habitual son los safaris matinales que regresan pronto para evitar el calor. La presencia de mosquitos y otros insectos sigue siendo importante durante estos meses.

Abril

En el periodo otoñal, la vegetación empieza a cambiar y la sabana pasa de ser una espesura de lujuriante color verde a lucir una vegetación más escasa con un tono marrón. La temperatura empieza a ser más fría por las noches, pero durante el día sigue haciendo calor. Por la tarde pueden producirse aguaceros y tormentas de truenos.

Mayo a junio

En los meses de invierno hace frío por las noches y al amanecer. Se recomienda llevar ropa de abrigo: guantes, bufandas, gorros y chaquetas. Las manadas de elefantes se movilizan constantemente. La vegetación se vuelve completamente marrón y los árboles pierden sus hojas. Debido a la vegetación más escasa, la visibilidad durante los safaris mejora.

Julio a septiembre

En esta época, la sabana está muy seca y la temperatura desciende mucho por las noches, por lo que en los safaris a primera hora de la mañana y última hora de la tarde suele hacer frío. Generalmente, el avistamiento de animales resulta espectacular: la visibilidad es muy buena y los animales se concentran en cualquier lugar donde haya agua.

Septiembre a octubre

La primavera es el punto culminante de la estación seca; soplan vientos fríos y secos y la vegetación es muy escasa y carente de colorido. Igual de escasas son las fuentes de agua, por lo que los ríos y embalses atraen grandes concentraciones de animales y los avistamientos son en general muy buenos. Las primeras lluvias se producen a finales de octubre, cuando empiezan a ser evidentes las señales de la llegada de la primavera y una nueva estación húmeda.

Lo que nuestros clientes dicen de nosotros

Llámenos

Horas de oficina: Abierto Cerrado
08:30 - 17:00 (GMT+2)
Número gratuito:

0808 238 0044

888 2156 556

1 800 447164

1 800 947168

1 844 8517 090

800 900 341

800 101 3310

080 045 2877

800 018 4895

0800 182 3211

0800 562 964

0800 295 105

0800 919 394

0800 721 24

800 260 73

0800 848 229

1 844 2867 643

9009 476 83

0018 005 11710

0800 444 6880

018 0051 81669

0800 7618 612

800 827 648

Número local:

+27 21 469 2600